Decir “Yo soy…” es obedecer.

Definirnos es limitarnos, es no darnos la oportunidad de cambiar. A cada instante mutamos, lo que éramos hace un minuto, ya no lo somos y lo que somos cambiará en el minuto siguiente, ¿por qué ese empeño en fosilizar lo que somos?

La oruga le pregunta a Alicia:

-¿Quién eres tú?

Alicia responde: – Pues verá usted, señor…, yo…, yo no estoy muy segura de quién soy, ahora, en este momento; pero al menos sé quién era cuando me levanté esta mañana; lo que pasa es que me parece que he sufrido varios cambios desde entonces.

– ¿Qué es lo que quieres decir?- dijo la oruga con severidad- ¡Explícate!

– Mucho me temo, señor que no sepa explicarme a mí misma, pues no soy la que era, ¿ve usted?

 

Imagen

Anuncios

Aprender HTML5 desde cero

Una recopilación de enlaces para todo aquel que quiera dar el salto al HTML5. Los expertos dicen que a finales de este año existirán más accesos a internet desde dispositivos móviles que desde pc’s.

¿Quién lo diría?

PDF:

La paradoja de la fuerza irresistible o imparable

¿Qué pasa cuando una fuerza irresistible se encuentra con un objeto inamovible? Esto es lo que cuestiona la paradoja que tiene una fuerte intrusión en el ámbito de la lógica. Como en todas las paradojas que venimos presentando, la idea no es pensarla como una realidad posible, sino como un ejercicio.

 

Leer Más…

El Principito en el octavo planeta

Hoy me encontré con este documento y me gustó…

El marketing ha muerto

El marketing ha muerto y, antes que saltéis a mi cuello, que quede claro que no lo he dicho yo el primero, aunque estoy totalmente de acuerdo, pero la frase para el bronce, el oro, la plata y todas las medallas es ni más ni menos que de Kevin Roberts, un señor que es el CEO; es decir el número 1 de Saatchi & Saatchi, una de las más grandes agencias de publicidad del mundo.

El marketing ha muerto

Leer Más…

Cita del día

Se ríen de mi porque soy diferente. Yo me rio de ellos porque son todos iguales. Kurt Cobain

¿Y tu quién eres?

Muchos envían a sus hijos a la universidad para que aprendan como hacer algo, pensando que si aprenden algo, tendrán identidad. Cuando intentamos HACER algo sin primero SER alguien, terminamos ganándonos la vida en un trabajo que odiamos.

La identidad no proviene de la educación, la profesión o el oficio, sino de descubrir el propósito por el cual Dios quiso que nacieras, independientemente a lo que te dediques.

Tu no eres tu oficio ni tu profesión. Pobres de alma aquellos que creen que si los llaman “Doctor”, “Licenciado”, etc, serán “alguien” en la vida.

No eres aquello a lo que te dedicas. Eres aquello que eres…cuando nadie te ve.

Dante Gebel