Archive | octubre 2008

Crisis emocional

Pisaremos otro escalón, más o menos alto, dentro o fuera de otra etapa crítica, crisis social, moral, económica… corazones sucios por el polvo de sociedades rotas.

Aunque no os lo parezca se nos van cayendo de los bolsillos los motivos para la lucha, en favor de la inteligencia emocional que tanto hemos descuidado durante largos años, culpar a las nuevas generaciones de errores pasados no es más que otro paso en falso.

Quizá una necesidad, una situación, un impulso, el silencio interior, sean factores suficientes para detonar el delirio creativo más puro. Sentir fluir las palabras sentado sobre la hoja amarillenta de un árbol, con ambas piernas colgando, meciéndose al ritmo de una suave brisa que va y viene como tantas otras cosas.

Cualquier momento es el apropiado para vivir, para sentir la circunstancia,luchar por los sueños, pues estos, con el tiempo, se erosionan como las rocas costeras en un mar eternamente embravecido.

Anuncios

Al filo de lo posible.

Hasta el futuro más lejano llegará con recuerdos pasados, con sentidos latidos a corazón abierto. Posos de otro tiempo que, como algún vino gran reserva que mojó nuestro paladar de sensaciones difíciles de describir, deja su huella en los más íntimos sentidos. Posos que rememoran tiempos felices de ingenuas libertades en los cálidos labios de una maravillosa sonrisa verde en una tarde de verano.

A veces, sentimos la necesidad de recuperar ese poso, almacenado en algún recóndito lugar de nuestra memoria. Ansiamos volver a charlar con el pasado y sentir que somos aquellos que en otro tiempo también fuimos, aunque sólo en la imaginación del receptor del nostálgico diálogo.

Se trata de una intuitiva, pretérita e inmortal necesidad natural de tomar aire, de ventilar pensamientos o emociones; atajar y tratar con la paciencia necesaria dolencias espirituales con el único objetivo de reciclar el yo más íntimo… sobreviviendo para no aceptar realidades incómodas.

CREATIVIDAD

Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad el verdadero autor era una persona muy influyente del reino y por eso desde el primer momento se procuro un chivo expiatorio para encubrir al culpable.

El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasas o nulas chances de escapar al terrible veredicto…
¡¡¡ la horca !!!

El Juez, también complotado, cuidó no obstante de dar todo el aspecto de un juicio justo por ello dijo al acusado:

“Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor, vamos a dejar en manos de Él tu destino; vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable e inocente; Tú escogerás y será la mano de Dios la que decida tu destino”.

Por supuesto, el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda “CULPABLE” y la pobre víctima aun sin conocer los detalles se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa. No había escapatoria.

El Juez invitó al hombre a tomar uno de los papeles doblados. Este respiro profundamente, quedo en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados, y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa tomo uno de los papeles y llevándolo a su boca lo engullo rápidamente.

Sorprendidos e indignados los presentes le reprocharon airadamente: “¿Pero que hizo?, ¿Y ahora?, ¿Cómo vamos a saber el veredicto?”
-”Es muy sencillo -respondió el hombre-, es cuestión de leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que me he tragado”.

Con rezongos y bronca mal disimulada, debieron liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo.
Moraleja:

SEA CREATIVO; CUANDO TODO PAREZCA PERDIDO, USE LA IMAGINACIÓN.
“En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento.”  (Albert Einstein)